domingo, 18 febrero 2018

Últimos Artículos

A feed could not be found at http://www.cabello.us/cuidados/feed/

Tipos de Cabello

E-mail

 

Como el cutis, su cabello pertenece a un tipo determinado, por esto es importante que usted sepa cuál es el suyo, para establecer la clase de productos que debe utilizar. Cabello seco, cabello graso y cabello mixto.


cabelloCabello Seco
Este tipo de cabello presenta una consistencia frágil, opaca y quebradiza. Su apariencia seca puede deberse a factores naturales, al abuso de productos inadecuados o al medio ambiente.


Como la resequedad es uno de los problemas más frecuentemente sufridos por el cuero cabelludo, los especialistas han creado fórmulas sofisticadas que contienen nutrientes para restituirle el brillo y la elasticidad y hacerlo retener la humedad necesaria, devolviéndole el equilibrio perdido. En caso de tener el cabello reseco por la utilización de productos químicos, debe escoger un producto formulado para cabello teñido, compuesto por una combinación de acondicionadores que limpian el cabello sin afectar el color y le dan una apariencia radiante.


Si en la actualidad, su cabello se encuentra extremadamente seco y dañado, escoja productos con fórmulas intensivas que contengan complejo de vitamina B para fortalecerlo, así como gran cantidad de queratina, proteína vital para mantenerlo saludable.


Cabello Grasoso
Este tipo de cabello, se caracteriza por no tener volumen y presentar, después de un día de lavado, una apariencia húmeda debida a un excesivo trabajo de las glándulas, sebáceas que puede obedecer a causas genéticas o tener su origen en problemas del sistema nervioso o en desequilibrios en la alimentación. Pudiera pensarse que la solución al cabello grasoso, estaría en controlar la secreción de las glándulas sebáceas, pero esto es algo completamente imposible; sin embargo existen algunas soluciones transitorias que pueden ser de gran utilidad.


Lo primero, es llegar a un equilibrio en la aplicación del tratamiento escogido, pues mientras en algunos casos el lavado diario tiende a empeorar la situación debido a la sobre estimulación de las glándulas sebáceas, en otros, el no lavarlo con frecuencia da como resultado una desagradable masa de cabello lacio y pegajoso. Lo mejor que puede hacer, en caso de poseer este tipo de cabello, es lavarlo con la frecuencia requerida, pero utilizando un champú suave para cabello normal.


Otra alternativa consiste en utilizar una loción especial, sin alcohol, para reducir la grasa; aplíquela, déjela secar y luego lave el cabello con abundante agua.
No cepille con demasiada frecuencia ni haga masajes muy fuertes en el cuero cabelludo; y cuando lo haga, eche la cabeza hacia delante de manera que los aceites se dirijan a las puntas. Además, es aconsejable utilizar agua fría para lavar el cabello, y para secarlo, basta con retirar el exceso de agua y dejarlo al natural.


En cuanto a la alimentación, vigile su dieta, trate de consumir muchas frutas, vegetales frescos y abundante agua. Beba igualmente infusiones de hierbas, preferiblemente de té de milenrama o de cola de caballo. Tenga en cuenta que el cabello suele volverse temporalmente graso en épocas como la pubertad y durante o inmediatamente después del embarazo, y que luego recupera lentamente su estado normal.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos